• Eduardo_Arroyo.jpg

Eduardo Arroyo Sevilla era hijo del médico de su localidad natal, Eduardo Arroyo Ruiz, y de Vicenta Sevilla. Tras estudiar el Bachillerato en el Instituto de Jaén, se licenció en Medicina en la Universidad de Granada. Inició su actividad profesional en Torredelcampo, pero en 1915 se trasladó a Jaén, instalándose primero en la desaparecida Plaza de las Cruces.
Casado con Mª del Carmen García-Triviño Fernández, tuvieron siete hijos: Trinidad, Eduardo, Rafael, Vicente, Luis, Carmen y Jesús.

Fue uno de los pioneros de la cardiología en Andalucía. Prestó gran atención al desarrollo de la investigación paraclínica, montando su propio laboratorio con las más modernas técnicas de su tiempo; algunas de aquellas técnicas las modificó el mismo. Además ideó varios aparatos y dispositivos de laboratorio, entre ellos el leucograph que patentó como marcador de leucocitos. Introdujo en Jaén la técnica de determinación del metabolismo basal y junto con el Dr. Vela, de Sevilla, abrió el camino de la electrocardiografía en Andalucía.

Eduardo Arroyo Sevilla también fue uno de los pioneros de la cardiología en Andalucía. Prestó gran atención al desarrollo de la investigación paraclínica, montando su propio laboratorio con las más modernas técnicas de su tiempo; algunas de aquellas técnicas las modificó el mismo. Además ideó varios aparatos y dispositivos de laboratorio, entre ellos el leucograph que patentó como marcador de leucocitos. Introdujo en Jaén la técnica de determinación del metabolismo basal y junto con el Dr. Vela, de Sevilla, abrió el camino de la electrocardiografía en Andalucía.